Cómo hacer ESQUEJES (CLONES)

¿Cómo hacer esquejes? Las plantas se multiplican o reproducen de diferentes maneras, pero el modo más habitual es mediante semillas y esquejes. Aunque pienses que es un proceso complejo, el esqueje es una parte viva que se extrae de la planta para injertarlo en otra, o también usando un recipiente, para que complete su reproducción.

En el siguiente vídeo veremos el esquejado sencillo de las plantas de cannabis. La reproducción asexual de la marihuana, partiendo de unas plantas en crecimiento. El esquejado/clonación es un método muy extendido en la jardinería del cannabis. Muchos cultivadores rellenan sus espacios de autocultivo con clones, con características genéticas idénticas entre ellos, consiguiendo un comportamiento uniforme de la plantación de marihuana, mejorando la homogeneidad del cultivo.

Ver vídeo en Youtube

Sígueme en Instagram para ver mis directos @maka_comunica

La multiplicación por esquejes se basa en realizar un pequeño corte limpio en alguna parte de la planta, por ejemplo, en una rama, en el tallo o en algún brote tierno, para que germine y pueda reproducirse. Cuando ya hayas cortado y tengas separado el esqueje de la planta madre, hay que introducirlo en un recipiente con agua para que pueda desarrollar raíces, o bien usar una maceta que contenga tierra y agua. A continuación, cuando aparecen las nuevas raíces, el esqueje original se trasplanta al que vaya a ser su lugar definitivo. Así de sencillo.

Para reproducir esquejes de marihuana, o simplemente porque tienes curiosidad, a continuación, te detallamos cómo multiplicar esquejes para esta especie en concreto. Entremos en detalle.

Pasos para conseguir esquejes de marihuana

Disponiendo de una planta madre que sea productiva, es necesario en primer lugar seleccionar los materiales para una óptima clonación. Necesitas una cuchilla bien afilada (que, además, esté perfectamente desinfectada), un lugar con bastante luz, pero sin sol directo, tierra bien aireada para enraizar, agua, un gel y un cubo de enraizamiento y, en el mejor de los casos, un propagador que contenga todo lo necesario para lograr el microclima perfecto para tus esquejes.

Cómo hacer hash casero

Ahora toca elegir la rama de marihuana. Lo ideal es cortar en la punta de cualquier rama sana de la parte inferior. Cuanto mejor sea el esqueje más rápido crecerá y echará raíces, especialmente aquellos que tienen dos nudos. Dependiendo de la especie de cannabis, el esqueje debe medir unos 20 cm, ya que con la mitad enterrada, la parte exterior puede respirar. Antes del corte, preparamos el sustrato, el gel de enraizamiento y la maceta con tierra húmeda (pero nunca encharcada), y colocamos ya el esqueje en un pequeño agujero -bien sujeto- para llevarlo al invernadero. El proceso de multiplicación tiene multitud de variantes y características más, pero básicamente, consiste en esto.

¡Únete a nuestro canal de Youtube ahora!

Marihuana y cannabis son sinónimos, pero tienen una diferencia. Cuando nos referimos al cannabis estamos hablando de la planta de cáñamo, mientras que la marihuana es el producto derivado de ella. En cualquier caso, para ampliar detalles de cómo hacer esquejes de marihuana os invitamos a entrar en nuestro canal de YouTube y en Instagram.

En conclusión, para saber más sobre cómo hacer esquejes, consejos para el cultivo, plagas, hongos… contáctanos. Será un placer intercambiar experiencias.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: