Cómo hacer HASH CASERO

Similar al título de aquella película de Woody Allen, hoy hablamos de todo lo que siempre quiso saber sobre cómo hacer hash casero y nunca se atrevió a preguntar. Hablando claro: obtendrás consejos para que puedas hacer hachís en casa.

Si eres de los veteranos del cannabis, sabrás que el hachís no es difícil de cultivar. Pero, por desgracia, para la mayoría no siempre es algo fácil de conseguir. El hachís es un extracto que se elabora separando los tricomas de la planta del cannabis original. Pequeñas partículas que están en los cogollos, en las hojas y en los tallos. Y que, al calentarlas y compactarlas, crean un potente concentrado de cannabis.

Habitualmente, lo que obtienes es un bloque que puede variar de color. El mejor hachís suele tener un tono dorado o directamente color marrón. El de peor calidad, sin embargo, es ligeramente verde, ya que tiene más materia vegetal.

Consigue el mejor hash en casa

Por eso hoy os voy a enseñar algo que os va a gustar. Vamos saber cómo hacer hachís casero. Preparados, listos, ¡acción! Vamos a partir de tres métodos los cuales vamos a puntualizar pero nos centraremos en uno. Necesitaremos hierba seca, unos buenos cogollos. Vamos a verlo:

Ver vídeo en Youtube

Sígueme en Instagram para ver mis directos @maka_comunica

Para hacer hachís, debes saber que hay cinco métodos: frotado a mano, tamizado en seco, con una batidora, usando bolsas de burbujas y/ o con un extractor eléctrico.

como hacer hash casero

Alguno de los métodos, sobre todo el tamizado en seco y el que emplea extractores eléctricos, solo generan kief. Pero hay dos maneras para convertirlo en bloques de hachís. El primero es por fuerza. Con una plancha o con una prensa, tienes que compactarlo firmemente. Y si no tienes esas herramientas y solo quieres procesar una pequeña cantidad, puedes envolverlo en papel de horno y presionar con fuerza usando tus manos. Sencillo, pero eficaz.

El segundo método para procesar tu kifi es más largo, pero también es muy útil. Crea un paquete firme, envuelto herméticamente con celofán. Una vez sellado en papel de periódico humedecido, mételo en el horno (precalentado a 160º C) durante unos diez minutos. Al sacarlo, amásalo con un rodillo suavemente. Lo humedeces un poco con agua templada y lo pones de nuevo al horno otros diez minutos. Al acabar, prensa el hachís y deja el paquete en la nevera toda la noche para que repose y se enfríe. Repite el proceso tantas veces como sea necesario para obtener un hachís suave y de calidad.

Información en redes sociales para hacer hachís en casa

Si quieres ver cómo hacer hash casero, te invito a que entres a mis redes sociales: Maka Comunica. En mi canal de Youtube puedes ver la manera de hacerlo a partir de tres métodos. ¡Obtendrás un tremendo hachís, muy pegajoso! También me puedes encontrar en Instagram, con buena información, imágenes y, alguna que otra vez, con sorteos para ti.

En conclusión, si te interesa el cultivo de marihuana, para saber más sobre cómo hacer hash casero y otros consejos similares, encontrarás todo lo necesario en mi canal. ¡Me va a encantar intercambiar experiencias contigo!

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: